Buñuelos de bacalao con patatas y salsa gaucha. Ederra.

Bahía Blanca / Argentina

Los abuelos de Javi Ederra, tanto paternos como maternos, procedían de Navarra. La hambruna les empujó a emigrar, y los contactos les acabaron llevando a Bahía Blanca, Argentina. Javi ha tratado de mantener vivo su vínculo con Euskal Herria, a través de las costumbres que heredó de sus abuelos. Está muy vinculado a la Euskal Etxea de su ciudad, y transmite las tradiciones vascas a sus hijos.

Javi estudió cocina en Gasteiz, y no deja pasar la oportunidad de seguir elaborando platos que aprendió de sus abuelas. Con las tortillas, triunfa. Especialmente con la de bacalao y patatas.

 Nuestros Buñuelos de bacalao con patatas y salsa gaucha están inspirados en su historia.

On egin!

Ver receta

Ederra

En castellano, bello/a. Este es un linaje procedente de Navarra, en concreto de Ustarroz, en el valle del Roncal. Como en tantos idiomas, en el euskera también hay apellidos que se crean a raíz de alguna característica destacada de la persona a la que se le adjudicó originariamente. Entendemos por lo tanto que la primera persona a la que se le puso de apellido Ederra, debía de estar de buen ver.

Receta Topa inspirada en esta historía

Disponible

Buñuelos de bacalao con patatas y salsa gaucha ederra.

Desde el 31 enero al 31 marzo

Disfrútalo en TOPA Sukaldería

Buñuelos de bacalao con patatas y salsa gaucha ederra.

La quinta receta de Sukalderria se inspira en la historia familiar de Javi Ederra, y en la tortilla de bacalao y patatas con la que triunfa en Argentina. En este país no es sencillo conseguir bacalao. Y para los argentinos, la propia tortilla es algo especial. Como aquí una tortilla es algo muy habitual, ¿por qué no topizar este plato transformándolo en unos buñuelos?

Documental

Cerrar

Receta

Ingredientes para 4 personas

  • 125 gr de leche
  • 20 gr de mantequilla
  • 2,5 gr de sal
  • 70 gr de harina
  • 3 huevos
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra
  • 70 gr de bacalao desmigado
  • 70 gr de patata pochada con cebolla
  • 1 dientes de ajo picado
  • Perejil picado
  • Para la salsa gaucha;
  • 500 gr de salsa de tomate casera
  • 1 rama de romero fresco
  • 1 rama de tomillo fresco
  • 1 hoja de laurel
  • 10 gr de azúcar
  • 100 gr de aceite de oliva
  • 5 gr de orégano seco
  • 5 gr de comino molido
  • 3 gr de pimentón dulce
  • 2 dientes de ajo
  • 40 gr de vinagre de sidra
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Hacer una pasta lionesa, hirviendo en un cazo la leche, la mantequilla y la sal. Añadir la harina, cocer 1 minuto y retirar del fuego. Añadir los huevos uno por uno, sin dejar de mezclar, siempre con una espátula. Aliñar con nuez moscada y pimienta negra.
  • Mezclar en un recipiente la pasta lionesa, el bacalao picado, la patata pochada, los ajos y un poco de perejil.
  • Coger 2 cucharas untadas con aceite de girasol. Llenar media cuchara con la masa e ir echando a una sartén con aceite de girasol no demasiado caliente. Freír procurando darles la vuelta para que se dore bien por todos los lados. Una vez dorados, escurrir el aceite sobrante.
  • servir en un plato con las salsa gaucha en otro recipiente
  • Para la sala gaucha;
  • Hervir durante 5 minutos, la salsa de tomate junto con el romero, el tomillo, el laurel y el azúcar.
  • Dejar infusionar las hierbas, fuera del fuego durante 20 minutos y retirarlas de la salsa.
  • Añadir el resto de ingredientes excepto el aceite de oliva y triturar con el tourmix.
  • Añadir el aceite de oliva en forma de hilo y montar como si fuera una mahonesa.